Skip to content


Derecho al Olvido

Derecho al Olvido

El derecho al olvido se configura como un derecho fundamental de toda persona a que determinados datos o informaciones personales que se encuentren en internet puedan ser eliminados.

Este derecho puede ejercitarse ante la fuente de la información y ante los buscadores de internet tras la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 13 de mayo de 2014.

Para ejercitar ese derecho deben cumplirse determinados requisitos que se amparan en la normativa vigente sobre protección de datos y en la interpretación que hace el Tribunal de Justicia ya que se reconoce igualmente como derecho fundamental la libertad de expresión y el derecho a la información.

 

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión europea de 13 de mayo de 2014, respondiendo a cuestiones prejudiciales planteadas consecuencia de decisiones de la Agencia de Protección que habían sido objeto de re curso ante los Tribunales, de datos establece que:

Explorar Internet de manera automatizada, constante y sistemática en busca de la información que allí se publica, el gestor de un motor de búsqueda «recoge» tales datos que «extrae», «registra» y «organiza» posteriormente en el marco de sus programas de indexación, «conserva» en sus servidores y, en su caso, «comunica» y «facilita el acceso» a sus usuarios en forma de listas de resultados de sus búsquedas. Ya que estas operaciones están recogidas de forma explícita e incondicional en el artículo 2, letra b), de la Directiva 95/46 de Protección de datos personales, deben calificarse de «tratamiento» en el sentido de dicha disposición, sin que sea relevante que el gestor del motor de búsqueda también realice las mismas operaciones con otros tipos de información y no distinga entre éstos y los datos personales.

El gestor es el responsable del tratamiento de esos datos y queda sometido a la normativa europea de protección de datos y ello con independencia de que los editores o gestores de sitios web puedan indicar que información debe ser indexada o no a través de la meta tag robtos.text u otras en los códigos fuente (práctica ya utilizada en muchos casos desde hace tiempo)

En consecuencia el responsable del tratamiento de esos datos queda sometido a la normativa europea de protección de los mismos, en cuanto afectan a derechos fundamentales, pudiendo ejercitar los afectados sus derechos de información, acceso, oposición y ratificación y cancelación

La Sentencia finalmente establece que incumbe al responsable del tratamiento garantizar que los datos personales sean «tratados de manera leal y lícita», que sean «recogidos con fines determinados, explícitos y legítimos, y no sean tratados posteriormente de manera incompatible con dichos fines», que sean «adecuados, pertinentes y no excesivos con relación a los fines para los que se recaben y para los que se traten posteriormente», que sean «exactos y, cuando sea necesario, actualizados», y, por último, que sean «conservados en una forma que permita la identificación de los interesados durante un período no superior al necesario para los fines para los que fueron recogidos o para los que se traten ulteriormente». En este marco, el mencionado responsable debe adoptar todas las medidas razonables para que los datos que no responden a los requisitos de esta disposición sean suprimidos o rectificados.

La Sentencia hace prevalecer los derechos a la intimidad y a la protección de datos contra la libertad de expresión, en el caso planteado, lo que no quiere decir que en otros supuestos prevalezcan la libertad de información y expresión.

Posted in Derecho al Honor, Reputación personal.

Tagged with , , , , .